Soluciones contra el estrés y las enfermedades mentales del siglo XXI

Prácticamente todos los eventos de tu vida te pueden producir algún tipo de tensión o de nervios. Y el estrés es una emoción normal de tu cuerpo, que se produce cuando estás frente a esta clase de situaciones. Esta ansiedad natural es un mecanismo de defensa que te ayuda a estar alerta y poder reaccionar antes situaciones de peligro.

Sin embargo, un nivel demasiado alto e intenso de estrés, que además se prolonga en el tiempo y se produce ante circunstancias en las que no hay amenaza alguna, puede llevarte a que sufras algunas de las enfermedades mentales de nuestro siglo. Tales como el trastorno de la ansiedad o el de la depresión.

Tu mente no funciona con un interruptor que puedas presionar cada vez que te sientas agobiado. Sin embargo, actualmente existen muchas y variadas técnicas que te pueden ayudar a reducir el nivel de estrés de tu vida cotidiana y que te enseñarán cómo ser positivo de una forma natural.

Practica deporte

Está científicamente demostrado que practicar deporte segrega endorfinas en tu organismo. Las hormonas de la felicidad, tal y como se las conoce, te ayudan a relajar la tensión física y mental de tu cuerpo, y además, incrementan tu felicidad.

Además, no tienes por qué limitar tu actividad física al horario del gimnasio, ya que puedes optar por hacer ejercicios en casa o al aire libre. Lo que realmente importa no es ni cómo ni dónde practiques deporte, sino que te acostumbres a hacerlo periódicamente.

Yoga, pilates y natación

Algunos deportes en concreto, como el yoga y el pilates, no sólo te ayudan a mejorar tu forma física y a crear endorfinas, sino que además incrementan tu concentración mental. Con estos ejercicios aumentas tu capacidad para relajarte, ya que aprendes a respirar, a dejar la mente en blanco y a que tu cuerpo y tu mente estén en sintonía.

Igualmente, hacer natación también es muy recomendable, ya que te ayuda a relajar todos los músculos de tu cuerpo. Además te permite armonizar tu mente con la calma del agua.

Realizar actividades artísticas

Por otro lado, realizar actividades artísticas también es ideal para mitigar el estrés. Cuando dibujas, pintas o escribes estás plasmando una buena parte de cómo te sientes en el papel, lo que te ayuda a desahogarte.

Igualmente, tocar un instrumento te permite centrarte exclusivamente en él. Cantar a pleno pulmón también es muy recomendable, ya que además de servir para aliviar la tensión, aumenta tu felicidad.

Habla, ríe, llora, duerme

Hay hábitos que con el estrés puedes dejar aparcados, como socializar con tu familia y amigos. Hablar con las personas de tu entorno puede ayudarte a alejarte de tus problemas y ver las cosas con otra perspectiva.

No olvides que reír te hace feliz, mientras que llorar te ayuda a quitarte un gran peso de encima. Así que no te reprimas, ríe cuando te apetezca y llora cuando lo necesites.

Asimismo, dormir bien es imprescindible para empezar cada día con buen pie, pero el estrés puede dificultar esta tarea. Practicar deporte te hará sentir más cansado y por tanto podrás descansar mejor por las noches.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies