Requisitos de idiomas para trabajar fuera de España en sector salud

Los profesionales sanitarios españoles figuran entre los más cualificados del mundo. Por ello, no es de extrañar que sean demandados por gran cantidad de países para cubrir sus carencias en el sector. De hecho, la salud es el cuarto ámbito con más solicitudes de españoles para trabajar en el extranjero.

Consecuentemente, y ante las pocas oportunidades laborales existentes en nuestro país hoy en día, sobre todo dirigidas a los jóvenes, dominar idiomas se ha convertido en un valor diferencial, muy estratégico, a la hora de conseguir una trayectoria profesional y un currículo atractivos.

Principales países que demandan sanitarios españoles

Las ofertas profesionales para especialistas en salud en el extranjero proceden, sobre todo, de cuatro países europeos: Gran Bretaña, Francia, Dinamarca y Alemania. Por consiguiente, dominar estos idiomas se convierte en un atributo decisivo para poder optar a nuevas y mejores oportunidades laborales.

No se trata de tener unas nociones básicas, sacadas de nuestros contactos esporádicos con las series norteamericanas, las canciones francesas, los vikingos daneses y la cerveza alemana, sino de estar en condiciones de llegar a ser bilingües. Puntuar alto en las equivalencias TOEIC, la prueba que establece el nivel de inglés dentro del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL), es determinante. Del mismo modo, contar con unas puntuaciones similares que las pruebas que miden el dominio del francés, el inglés, el danés o el alemán, marca diferencias.

Cursos especializados

A menudo, no basta con tener un nivel alto del idioma en cuestión, fruto del trabajo acumulado durante tus años de instituto y universidad. Los trabajadores que se desplazan al extranjero para desempeñar su actividad deben desenvolverse en un contexto técnico, profesional y muy exigente, en el cual están en juego la salud y las vidas de los pacientes. No hay margen de error. La precisión, el rigor y la agilidad de comprensión e intervención son determinantes para conservar el empleo.

Por ello, cada vez más academias y centros de idiomas ofrecen cursos de lenguas extranjeras especializados en el ámbito sanitario, que ayudan a dominar la terminología, el argot y las expresiones más frecuentes al desenvolverse en este tipo de actividades.

Si ya posees un buen nivel de inglés, alemán, danés o francés, certificado y suficientemente validado por las instituciones competentes, apuntarte a uno de estos cursos especializados se convertirá en ese factor diferencial que, más allá de ofrecerte mayores posibilidades de obtener el puesto de trabajo que deseas, te ayudará a conservarlo… y a ser más feliz, seguro y fiable al desempeñarlo.

La paradoja idiomática de los sanitarios

Los profesionales de la salud también necesitamos aprender idiomas… para trabajar dentro de España. Comunidades como Cataluña, Baleares o Valencia están incorporando la necesidad de dominar las lenguas autóctonas para poder desempeñar cargos sanitarios en las instituciones propias.

Por ello, además de licenciarse en medicina, cirugía, enfermería, odontología o cualquier otra rama de la sanidad, las oportunidades de trabajo en el sector se reducen drásticamente sin un sólido dominio de dos o más idiomas.

Solo así se te abrirán las puertas más interesantes, sobre todo al empezar tu trayectoria profesional, y podrás forjarte un gran currículo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies