¿Por qué los pilotos LED triunfan en los vehículos actuales?

Desde hace unos años estamos viendo una dinámica constante en nuestras carreteras. Cada vez más marcas de vehículos se deciden por dotar a sus nuevos modelos de iluminación LED. ¿Has pensado a qué se debe esta elección? El motivo es que gracias a los pilotos LED el vehículo gana en seguridad y ahorro energético. Te contamos más.

Tecnología LED

Las siglas LED provienen del inglés Light-Emitting Diode. Un LED es un elemento electrónico semiconductor que libera luz cuando se le aplica tensión, al tiempo que solo permite que la electricidad fluya en una dirección. Desde los años 60 se ha desarrollado esta tecnología, lográndose diodos que brillan en los suficientes colores como para generarlos todos mediante técnicas de adición.

Los LED han resultado ser unas fuentes de iluminación inmejorables. Consumen muy poca energía y generan luz fría. Esto significa que apenas pierden energía en forma de calor, lo que incrementa su rendimiento y el de los componentes electrónicos que los rodean. Gracias a ello, muy pronto se popularizó su uso en la industria de la iluminación, y actualmente los podemos ver prácticamente en cualquier elemento eléctrico.

Los pilotos LED cumplen en la actualidad con todas las normativas de calidad y seguridad. Por eso pueden homologarse, con lo que no solo resultan más seguros, sino también más accesibles.

Mayor seguridad al volante

Los pilotos led de última generación son capaces de producir más luz que las lámparas tradicionales. Una mejor visibilidad, evidentemente, redunda en una mayor seguridad. No solo porque te permite evitar los eventuales obstáculos, sino también porque facilita que los demás usuarios de la vía te vean a ti.

Por otro lado, aunque esta ventaja es prácticamente marginal, los faros LED tienen una durabilidad superior a las tradicionales bombillas. Esto significa que es más difícil que te quedes sin luz durante el trayecto. Los LED son mucho más resistentes a las vibraciones, a la humedad y al agua que las lámparas tradicionales. Digo que es marginal porque cambiar una bombilla es fácil y barato, pero si alguna vez se te ha fundido una sabrás que lo que más cuesta es ponerse a ello. Y, por supuesto, circular con un faro muerto puede acarrearte una multa.

Pero la durabilidad de los LED no se limita a su resistencia a las inclemencias del tiempo. Además de ser resistentes, aguantan hasta 50 000 horas de uso. ¡Eso son 5,7 años sin parar de conducir ni un minuto!

Más duración de la batería

El ahorro de un piloto LED, respecto a un piloto convencional, se estima en torno a un 50 %. Esto es muy importante en los nuevos modelos, que incluyen decenas de funcionalidades electrónicas.

Por supuesto, las baterías y los conductores han ido mejorando con el paso del tiempo. Pero esta mejora no revierte en una batería inagotable, sino en la posibilidad de instalar nuevos dispositivos que se alimenten de ella. Como ejemplos típicos del momento están las cámaras, los sensores de aparcamiento, los GPS e incluso las áreas locales de Wi-Fi.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies