Medidas para preservar la salubridad de sitios públicos

Actualmente, existen muchas medidas de seguridad para asegurar la higiene en los lugares públicos. En los negocios de hostelería y restauración, hemos de tener especial cuidado para cuidar de la salud pública.

¿Qué es la legionella?

Es una bacteria que vive libremente en el ambiente y se encuentra en las zonas acuáticas, como en ríos, los estanques o las aguas superficiales de los lagos.

La legionelosis es el conjunto de enfermedades que se contraen por la bacteria de la legionella. Si una persona se infecta con ella, puede ocasionarle una neumonía con una fiebre alta. Su contagio requiere antibióticos para evolucionar correctamente y expulsarla del organismo.

Los principales síntomas de contagio son: dificultad para respirar, tos y fiebre.

Esta bacteria coloniza las máquinas de refrigeración y otros aparatos que contengan agua con temperaturas tibias. Tiende a multiplicarse en el agua templada. Has de vigilar bien las zonas que pueden ser lugares de contagio, para prevenirla; así que cuida la temperatura en esos lugares, teniendo en cuenta que entre 25 ºC y 45 ºC hay más riesgo de infección. La prevención de la legionella es muy importante para evitar su propagación.

Riesgo de contaminación

Desde su hábitat, esta bacteria puede invadir los sistemas de abastecimiento de los pueblos y ciudades y puede llegar a entrar en la red de distribución del agua. En instalaciones como las duchas, los jacuzzis, las fuentes y las torres de refrigeración habrás de tener especial cuidado en la higiene y limpieza, ya, que el agua estancada y las zonas sucias y húmedas favorecerán la multiplicación de las bacterias.

El contagio de la legionelosis se produce por inhalación, puesto que no se transmite por la ingestión de agua contaminada ni entre personas.

El adecuado mantenimiento de las instalaciones es competencia de sus titulares. La administración realiza inspecciones periódicas para comprobar que se cumplen todas las medidas de desinfección y limpieza correctamente.

Te recomendamos una serie de medidas a adoptar para prevenir la infección de legionella:

1. En primer lugar, tienes que adecuar las instalaciones de agua y hacer un diseño adecuado para evitar las aguas estancadas.

2. Has de mantener los espacios sin suciedad, limpios y desinfectados.

3. Los edificios y negocios que cuentan con torres de refrigeración corren el riesgo de ser contaminados por esta bacteria. Para prevenirla, habrás de realizar tratamientos de higiene en las instalaciones de aire acondicionado y agua. Te aconsejamos llevar a cabo estos tratamientos en las nuevas instalaciones y las que hayan estado inactivas al menos un mes.

Medidas para prevenir en casa

1. Emplea filtros de agua en los grifos y la ducha y los primeros se mantendrán limpios y no acumularán suciedad.

2. Si dispones de grifos que no se usan diariamente, sería aconsejable que los purgaras, una vez a la semana al menos, para evitar el contagio.

3. Desinfecta a conciencia los difusores y filtros. Puedes introducirlos 30 minutos, en agua, con unas pocas gotas de lejía. De esta forma, matarás las baterías, si se encontraran en ellos.

3 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies