Los sanitarios sufren casi 7.000 agresiones en los últimos 10 años

Cada vez son más los sanitarios que sufren constantes agresiones, ya sea un empujón, un insulto o una coacción para que firme cualquier tipo de receta. Cualquiera de estos actos está considerado como una agresión sufrida en el puesto de trabajo, tal como asegura el propio Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, que únicamente tiene constancia de aquellos casos más graves, ha recibido en los últimos 10 años un total de 6.958 denuncias por conductas violentas hacia sanitarios, nada más u nada menos. Unos años que coinciden con la importante crisis económica que hemos vivido en nuestro país.

Pero la realidad es que el número de denuncias es mayor a 6.958, ya que además de que las conductas menos graves no aparecen en dicho número, también hay que tener en cuenta que al contar con una participación totalmente voluntario, no siempre se reciben denuncias de los mismos centros ni de los mismos trabajadores. Unos datos que hasta ahora habían mostrado a los años 2011 y 2012 como los dos en los que se registraron un mayor número de agresiones, pero que fueron superados con creces por el pasado 2015.

Un 2015 en el que participaron un total de 64 centros sanitarios pertenecientes a la red pública de Catalunya y en el que se notificaron un total de 786 agresiones. Y es que los datos muestran que aproximadamente el 2,5% de los profesionales del sector ha sufrido cualquier tipo de agresión, tal como indica el propio Genís Cervantes, actual director del proyecto de investigación.

No solo agresiones verbales o físicas

Y la realidad es que las agresiones no fueron únicamente verbales o físicas, sino que también se llevaron otras de invasión de espacio e incluso de presencia de armas. Aproximadamente en el 57% de los casos las agresiones son verbales, siendo éstas las más comunes, pero hay que destacar que en un 27% la violencia es física, mientras que únicamente una de cada 10 es simbólica.

También hay que diferenciar entre los propios agresores, que no tienen demasiados parecidos entre ellos. Concretamente hay tres perfiles psicológicos diferentes, tal como afirma el propio Cervantes. Al primero se le reconoce por ser muy agitado, al segundo por ser personas con altos niveles de frustración y el tercero por ser personas estrategas que adoptan un comportamiento violento únicamente para conseguir cumplir un objetivo.

Lo que es un hecho es que el 46% de las notificaciones que se han recibido están relacionadas con el perfil agitador, mientras que el 27% se acercan más al de frustración y el otro 27% al de los estrategas. Las zonas más conflictivas son las de los hospitales de urgencias y las de los centros de salud mental, que se muestran como el mayor riesgo de sufrir una agresión.

También hay que destacar que por lo general en los hospitales urbanos suele haber un mayor número de agresiones que en los hospitales comarcales, tal como apuntó Rafael Padrós, máximo responsable de prevención de riesgos laborales.

home in florida for salebentley ценаcall girls malaysiawebsite translationинтернет магазин метро

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR