La telefonía móvil y sus efectos sobre la salud de la población

Introducción

En los últimos años la utilización de la telefonía móvil ha experimentado un incremento muy importante, que ha ido asociado a una preocupación de la población por los efectos en la salud atribuidos a las radiaciones emitidas por los teléfonos móviles (TM) y por las estaciones base.

Las señales utilizadas en telecomunicaciones son ondas electromagnéticas denominadas radiaciones de radiofrecuencia (RF) o microondas. La red de telefonía móvil, que incluye el TM propiamente dicho y las estaciones de telefonía, transmite información mediante señales de RF, con una frecuencia de onda entre 800 MHz y 1.800 MHz (el espectro electromagnético para los campos de RF se sitúa entre 300 Hz y 300 GHz).

Los efectos en la salud más frecuentemente atribuidos al uso de la telefonía móvil y expresados ​​con frecuencia por la población representan un conjunto de síntomas inespecíficos como el dolor de cabeza, la fatiga, los trastornos del sueño, la pérdida de la concentración y la memoria o los episodios transitorios de visión borrosa y sordera. También se ha relacionado un papel a la telefonía móvil en el desarrollo de otras patologías más concretas y definidas, tales como tumores cerebrales, neurinomas del acústico, tumores de glándulas salivales, y leucemias y linfomas.

La investigación experimental para estudiar los efectos biológicos de los campos de RF es muy amplia y heterogénea e incluye tanto los estudios llevados a cabo en cultivos celulares y tejidos (in vitro) y en animales (in vivo) , como en humanos (voluntarios ). Los estudios revisados ​​hacen referencia a los efectos de las radiaciones de RF situadas entre 100 MHz y 60 GHz (los TM actuales utilizan radiaciones de RF de 800 MHz a 2 GHz) y se concentran, por una parte, en los cambios funcionales en el cerebro y en los cambios conductuales consecuentes (influencia de la exposición a la RF sobre la cabeza) y, por otro, en los procesos carcinogénicos, la reproducción y el desarrollo, el sistema cardiovascular y la longevidad (exposición de todo el cuerpo a la RF).

La preocupación de la población en cuanto a los efectos de la salud atrsalud_telefonia_aatmibuidos al uso del TM tienen como punto de partida una denuncia presentada en 1993 en el estado de Florida contra las empresas de telefonía, a las que se consideraba responsables. Aunque la denuncia fue desestimada en 1995 por falta de evidencia científica en cuanto a los efectos de la TM, desde entonces la información sobre la salud y la TM ha tenido un gran eco mediático.

El informe de la Aradiofrecuencia_aatmgencia de Evaluación de Tecnología e Investigación Médicas (AATRM) tiene por objetivo describir el estado actual del conocimiento sobre los efectos de la telefonía móvil en la salud, teniendo en cuenta las vertientes siguientes: científica (con una descripción de las características de las radiaciones emitidas por la telefonía móvil y una revisión de la literatura científica publicada), institucional (con un resumen de los informes técnicos elaborados en otros países, guías – internacionales- para la reducción de la exposición ) y mediático (con una revisión del impacto que la telefonía móvil y la salud han tenido en los medios de comunicación, fundamentalmente en la prensa escrita en los últimos años, en el sentido de intentar reflejarcuál es el estado de conocimiento que la población general puede haber adquirido).

En este resumen se hará referencia a los resultados de la revisión científica y mediática. El apartado referente a las publicaciones institucionales puede encontrarse en el documento mencionado o en una publicación reciente.

Método

Para la revisión del estado de conocimiento científico de los efectos de la telefonía móvil sobre la salud se ha realizado una búsqueda de la literatura médica y científica en diversas bases de datos bibliográficas.

Se han incluido los estudios sobre el efecto del uso de TM y estaciones de telefonía en la salud de la población general. Se han excluido los estudios sobre el efecto de las radiaciones de RF en un contexto experimental y en el ámbito laboral.

Para la revisión del impacto mediático de la telefonía móvil y la salud se ha llevado a cabo una búsqueda de noticias y artículos de prensa escrita, a partir de dossiers de prensa y bases de datos de noticias biomédicas. No ha sido una revisión exhaustiva y cuantitativa del número de noticias que sobre este tema han aparecido en los medios de prensa escrita. En cambio, se ha pretendido, sin embargo, poder ilustrar cómo este tema se ha ido presentando cronológicamente para contextualizar mediáticamente los contenidos científicos y técnicos de este informe.

Resultados

1) Impacto de la telefonía móvil sobre la salud

La revisión distingue entre los efectos directos y los efectos indirectos que la utilización de la telefonía móvil produce en la salud. Se consideran efectos directos, aquellos atribuidos a las radiaciones emitidas por los TM y las antenas, sobre los sujetos que hacen uso de ella o están en la proximidad de las estaciones base. Los efectos indirectos son aquellos que no pueden ser atribuidos a la exposición de las radiaciones de RF, pero están relacionados con la utilización de los TM (accidentes de tráfico, interferencias con instrumentos médicos).

Efectos directos
En cuanto a los efectos directos, la investigación epidemiológica ha llevado a cabo en estudios de población general y se refiere, principalmente, al cáncer. El número de estudios, sin embargo, es muy reducido y los trabajos presentan importantes limitaciones metodológicas, la más destacable de las cuales es, probablemente, la falta de un número suficiente de personas con una duración larga de la exposición y un periodo de latencia (tiempo entre la exposición y la evaluación de la enfermedad) prolongado. Cabe señalar, también, que todos estos estudios valoran el impacto en la salud de las exposiciones a radiaciones de RF emitidas por los TM, no de las procedentes de antenas y estaciones base. En la Tabla 1 se describen las características de los diseños de estos estudios y los resultados obtenidos. De acuerdo con estos resultados, no se puede establecer una relación de tipo causal entre el uso del TM y el incremento del riesgo de padecer tumores cerebrales, de las glándulas salivales o neurinomas del acústico.

Otros síntomas relaciosalud_telefonia_aatmnados con el uso del TM referidos en la literatura científica sradiofrecuencia_aatmon cefaleas, cansancio, trastornos del sueño, pérdida de memoria, dificultad de concentración, mareo, sensación de calor u hormigueo en la región auricular (o auditiva) o en toda la cabeza, vértigo, sordera y visión borrosa. El número de estudios disponibles es muy reducido y los resultados no proporcionan evidencias de la asociación de esta sintomatología con el uso del TM.

Efectos indirectos

El efecto más importante de la telefonía móvil sobre la salud, y el único riesgo claramente establecido desde el punto de vista epidemiológico, son los accidentes de tráfico que, precisamente, no están relacionados con la exposición a las radiaciones de RF. Los resultados de algunos estudios demuestran que el riesgo de sufrir un accidente cuando se utiliza el TM mientras se conduce es cuatro veces mayor que cuando no se utiliza (RR: 4,3; IC 95%: 3,0 a 6 , 5).

Resultados estudios experimentales

Los efectos biológicos observados en los sistemas cardiovascular, endocrino e inmune, y en la conducta de los animales estudiados parece que son consecuencias térmicas de las exposiciones agudas a las radiaciones de RF. Se necesitan, sin embargo, incrementos menos de 1 o 2 ° C en la temperatura para que se produzcan los efectos mencionados. En cuanto a otros efectos, tales como el incremento del riesgo de desarrollar cáncer después de la exposición a RF, hay controversias. Dado que las radiaciones no tienen energía suficiente para romper los enlaces moleculares de manera directa, parece que no hay base teórica para sugerir que pueden afectar el ADN. Con todo, las dificultades para interpretar los hallazgos de los estudios de laboratorio pueden hacer pensar que las radiaciones de RF no son completamente inocuas y que, por tanto, podrían provocar efectos en la salud que no han sido identificados todavía.

Los experimentos in vitro que han demostrado proliferación celular, cambios en la membrana de las células y en los canales iónicos son difíciles de extrapolar a los humanos. También se hace difícil extrapolar los efectos en las funciones cerebrales y en la conducta de los roedores a las personas ya que en estos animales se expone todo el cerebro a las radiaciones mientras que, en el caso de las personas que utilizan TM, sólo una parte de la cabeza (la que queda próxima al teléfono) es la que está expuesta. Por otra parte, todos estos riesgos derivados de los efectos térmicos de las radiaciones es muy poco probable que se observen en humanos dado que el incremento de la temperatura local del cerebro que inducen las microondas generadas por los TM es insignificante (se ha estimado en 0,1 ° C). Por último, no hay evidencia de efectos no térmicos sobre la salud humana.

2) Impacto de la telefonía móvil en los medios de comunicación

Desde que a principios de los 90 trascendieron a los medios de comunicación las demandas de afectados de tumores cerebrales que alegaban que su enfermedad había sido causada por los efectos de haber sido expuestos a las radiaciones de los TM, el tema ha ido apareciendo de manera intermitente a los titulares de la prensa escrita.

Las noticias sobre estudios experimentales (con animales o personas) o epidemiológicos publicados en revistas científicas de prestigio, con las consecuentes corroboraciones, matizaciones o negaciones de los resultados a través de las declaraciones de científicos y otros expertos, así como testimonios de afectados, fueron haciendo surgir el tema de una manera bastante desigual a los medios de comunicación, sin parecer en un principio que el tema goza de una elevada trascendencia entre la opinión pública. Por ejemplo, un momento culminante es cuando en el mes de mayo de 1999, la cadena televisiva británica BBC emitió en su espacio ‘Panorama’ un programa documental en el que se cuestionaba la seguridad de los TM en relación a la salud. El impacto fue bastante importante dado que generó una serie de artículos en los periódicos catalanes y españoles de mayor tirada que a finales de mayo y principios de junio recogieron y poner en un primer plano de actualidad las controversias generadas en torno de la TM. Este programa fue emitido por TV3 bajo el título: “El misterio de los móviles” en el programa 30 Minutos, el domingo 9 de enero de 2000.

Asimismo, durante el año 1999 otro tema comienza a tomar cuerpo. Aparecen las primeras noticias que apuntan también a la supuesta peligrosidad de las antenas de TM por dos motivos: a) su crecimiento incontrolado y el impacto en el paisaje urbanístico, yb) la desconfianza que generan como fuentes emisoras y receptoras de radiaciones. Mientras tanto, en Cataluña, asociaciones como GEA-Grupo de Estudios Aerofísics, PROCEP en las comarcas de Girona y PROECO en Tarragona se muestran como grupos que cuestionan la inocuidad de los campos electromagnéticos generados por los aparatos y las antenas de TM.

A finales de 1999 la Asociación Europea de Consumidores interpela la Unión Europea para que investigue los efectos de las radiaciones de los teléfonos móviles sobre la salud de las personas, apenas meses después de que la Comisión Europea emitiera unas recomendaciones para la protección de los ciudadanos respecto la exposición a los campos electromagnéticos.

Durante el año 2000 la noticia más relevante fue la publicación de los resultados del llamado informe Stewart, encargado por el Departamento de Sanidad británico a un grupo independiente de expertos. En otoño de 2000 varias noticias apuntan las controversias generadas a poblaciones del cinturón de Barcelona como Terrassa, Sabadell, Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Mataró donde las asociaciones de vecinos consiguen los ayuntamientos el establecimiento de moratorias para frenar la instalación de antenas todo a la espera de que se apruebe una normativa que regule el sector y se dispongan de estudios científicos que determinen la falta o la existencia de riesgos para la salud.

Finalmente durante el año 2001 se publican las normativas autonómica y estatal para regular las instalaciones de antenas y estaciones base de telefonía móvil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR