La importancia de beber agua en el trabajo

El agua es indispensable para nosotros. Debemos consumirla todos los días, en función del esfuerzo físico que empleemos. Por eso, es necesario beber agua durante la jornada laboral. Si en muchas ocasiones has sentido que la energía se te acababa o que estabas de mal humor, quizás era por falta de esta bebida tan esencial.

Cuando el H2O se hace imprescindible

El agua es imprescindible para el ser humano. Nuestro organismo está formado mayoritariamente por esta sustancia, por tanto es la que continuamente debemos ingerir para lograr un equilibrio en nuestra salud.

Sobre todo, cuando realizas un esfuerzo grande, por lo general tu cuerpo te pedirá más agua de la que estás acostumbrado. Puedes notarlo cuando sudas mucho o sientes bastante calor. El sudor es H2O que tu cuerpo pierde con el fin de hidratar tu piel, cuando estás sometido a un calor elevado.

Esta pérdida necesitará suplirla mediante la ingesta de agua. Cada cuerpo, y según la actividad que hayas realizado, exigirá una cantidad determinada. No todas las personas necesitan beber los mismos centilitros, incluso, según el género, el organismo necesitará una mayor o menor proporción.

Y tú, ¿cuánta agua bebes al día?

Si trabajas fuera de casa, es posible que en más de una ocasión hayas descuidado la toma de esta bebida esencial. A esto hay que hacer hincapié en la importancia de contar en el lugar de trabajo con fuentes, dirigidas a los trabajadores. Los conocidos dispensadores de agua que cumplen una función esencial en lugares de trabajo. Si no los conoces, esta es nuestra recomendación: Visita la web de agualife.es para sus sugerencias.

Los especialistas estiman que se deben tomar alrededor de dos litros de agua diarios. Pero debes tener en cuenta que esta cantidad puede variar en función de varios factores, como el calor, que puede llevar a la deshidratación, el agua perdida mediante el sudor y la orina o las respuestas que recibes de tu cuerpo.

El organismo es sabio, sobre todo cuando empieza a sentir la falta de H2O. En este mismo aspecto, pueden comenzar a aparecer determinados síntomas que afectarían tu capacidad de reacción. A pesar de que el agua no es un nutriente, interviene en tu energía diaria y concentración.

Una falta de este líquido y, por tanto, las primeras manifestaciones de deshidratación, se externalizan mediante bajadas de tensión, sequedad en la boca, irritabilidad y confusión, entre otras.

La necesidad de contar con una fuente de agua en el trabajo es indudable. No solo consigues un mejor ambiente laboral, sino que garantizas una productividad mayor. Una bebida tan sencilla como el agua puede marcar una diferencia enorme.

Este líquido tan necesario tiene los mismos efectos si lo ingieres en forma de café, té o zumos. El caso es mantener al cuerpo perfectamente hidratado, en un lugar tan importante como es tu zona de trabajo, donde más energía sueles emplear y más se espera de ti para el bien común.

Beber agua es muy importante para nuestro cuerpo. Este está compuesto en su mayoría por esta sustancia, tan indispensable para el correcto funcionamiento del mismo. Hidratarse en sinónimo de cuidarse y mantener una salud impecable.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies