La importancia de utilizar gafas, guantes y mascarillas para reducir riesgos

Cualquier trabajo o actividad en la que debamos utilizar las manos implica ciertos riesgos, que aunque es cierto que es complicado acabar con ellos definitivamente, sí que se pueden reducir tomando una serie de medidas preventivas. Aquí es donde entran en juego la utilización de los elementos y artículos de seguridad más importantes: gafas, guantes y mascarillas.

Y es que tal como nos informan desde Naisa, una empresa especializada en seguridad laboral, normalmente no se suelen tomar las medidas de seguridad necesarias al llevar a cabo trabajos que puedan suponer algún riesgo, ya sea por desconocimiento o por dejadez. Aunque hay otros muchos, las gafas, los guantes y las mascarillas son los elementos más importantes.

Protege tus ojos con las gafas de seguridad

Los ojos son posiblemente la zona más sensible de nuestro cuerpo, por lo que es importante prestarles la atención que se merecen y protegerlos debidamente. Aquí las gafas desempeñan un papel protagonista, ya que se muestran como un elemento totalmente indispensable en aquellos trabajos en los que los ojos queden demasiado expuestos, y que estén relacionados con la construcción, la carpintería, las perforaciones, jardinería, etc.

Existen muchos tipos diferentes de gafas de seguridad, siendo las gafas antiimpacto las más utilizadas, ya que te protegen en todas las situaciones comentadas anteriormente. Dependiendo del trabajo a desempeñar, existen otras muchas gafas algo más sofisticadas que además de protegerte de los posibles impactos, también frenan las radiaciones ultravioletas.

Guantes

En todos los trabajos comentados anteriormente también es muy importante que protejas perfectamente tus manos con unos guantes especiales, ya que  quedan muy expuestas y pueden sufrir daños con enorme facilidad. Hay unos guantes para cada tipo de trabajo.

Los más demandados y utilizados son aquellos guantes confeccionados con una tela algo más gruesa de lo habitual, que son los más recomendados para trabajos de construcción o de albañilería, ya que son altamente resistentes y ofrecen la máxima protección.

En caso de que hagas trabajos relacionados con la jardinería o la poda, se recomienda utilizar unos guantes de tela gruesa que combine con otros materiales como el plástico o sintéticos, que te protejan de los posibles cortes que puedas sufrir. Y si está relacionado con la limpieza y la utilización de productos tóxicos, hay que utilizar guantes de látex.

Mascarilla

Normalmente la mayoría de trabajadores utilizan mascarillas en aquellos trabajos en los que necesitan protegerse de los vapores y vahos tóxicos que desprenden algunas sustancias químicas a las que se enfrentan a diario como pueden ser la lejía o el amoniaco.

Pero además de para protegerse de los vapores de este tipo de sustancias o productos, también es fundamental utilizarlas en aquellos trabajos en los que se esté muy expuesto al polvo o a las virutas finas que se puedan ingerir. El efecto que pueden tener en nuestras vías respiratorias quizás no sea tan perjudicial como el de los productos tóxicos, pero pueden provocar diferentes problemas a largo plazo.

Hay varios tipos de mascarillas, que están hechas de diferentes materiales en función del tipo de protección que se necesite, habiendo incluso mascarillas especiales para los gases y los vapores. Muchas de estas mascarillas incluso se fabrican ya con las gafas incorporadas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies