¿Cuántos minutos tengo que correr, como mínimo, para empezar a adelgazar?

Todos nosotros cuando vemos que hemos ganado unos kilos de más y que nuestra barriga está más grande lo normal, nos ponemos nuestras zapatillas de deporte y salimos a correr con el objetivo de deshacernos de esos kilos y de volver a recuperar nuestro peso ideal.

Lo que ocurre es que para conseguir adelgazar corriendo hay que tener una serie de cosas en cuenta, ya que aunque es uno de los ejercicios más propicios para perder peso, es importante hacerlo de manera correcta. Y es que lo primero que debes tener en cuenta es que si quieres adelgazar, tendrás que correr, pero también deberás llevar una dieta saludable que te permita limpiar tu organismo y reducir los niveles de grasa acumulada.

Por ello como queremos ayudarte a que puedas deshacerte de esos kilos de más y a que puedas lucir vientre plano en la playa este verano, a continuación te vamos a dar una serie de consejos que sin duda te serán de gran ayuda para conseguir adelgazar. ¿Te interesa? Pues presta atención y toma nota.

Corre más kilómetros

Una de las claves para adelgazar es aumentar el número de kilómetros que sueles correr normalmente, ya que esto te permitirá conseguir un balance calórico negativo en tu registro individual. Los expertos recomiendan correr una media de entre 8 y 15 kilómetros más a la semana, dependiendo de tu rendimiento y de los objetivos que quieras cumplir. Cuanto más corras, más calorías gastarán tu cuerpo.

Rodaje largo a la semana

Es importante que al menos un día a la semana hagas un trayecto más largo de lo habitual como parte de tu entrenamiento. Si normalmente sueles correr 7 kilómetros diarios, por poner un ejemplo, sería recomendable que un día tratases de doblar dicha marca, ya que de esta manera consumirías muchas más calorías y tu cuerpo seguiría consumiendo energía incluso una vez hubieras terminado, potenciando el aumento metabólico.

Aumenta el ritmo

Es importante que también aumentes tu ritmo durante la carrera, ya que acelerar el ritmo considerablemente permitirá acercarte a tu umbral anaeróbico. Es importante aumentar el ritmo y mantenerlo durante la carrera, ya que si únicamente lo mantienes durante unos pocos minutos, no te extrañes si no consigues los resultados esperados. Gastarás más calorías y además podrás correr cada vez un poco más deprisa.

Arranca

Aunque el ritmo no influirá al número de calorías que consumas al recorrer una distancia, sí que influirá directamente en la cantidad de calorías consumidas en el momento en el que paras. Diferentes estudios han comprobado que el ejercicio cuanto más intenso sea y más se prolongue en el tiempo, más se acelerará tu metabolismo post-entrenamiento y más peso perderás.

Dos sesiones al día

Si realmente quieres adelgazar corriendo, comienza a hacer dos sesiones, una por la mañana y otra por la tarde. Lo más recomendable para que tu cuerpo pueda descansar es realizar una sesión a primera hora de la mañana y otra a última hora de la tarde, al caer el sol.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies