Consumir Cannabis con Vaporizadores para tratar enfermedades

El tratamiento con cannabis para tratar enfermedades se puede realizar por varias vías de administración, con distintos dispositivos y diferentes maneras, desde el típico cigarrillo, pipas y bongs de agua, hasta la preparación de comida y bebidas o la utilización de tinturas por vía tópica. En el post de hoy te hablamos de uno de los dispositivos, tal vez, menos conocidos por la población: los vaporizadores de marihuana. ¿Los conoces para consumir cannabis? ¿Te has planteado utilizarlos?

Ventajas del uso de los vaporizadores de marihuana

Te damos cinco razones de peso para pasarte a los vaporizadores para realizar tu tratamiento:

1. Tus pulmones te lo agradecerán. Con los otros dispositivos la combustión de la planta da lugar a una gran cantidad de humo que se acaba inhalando y repercute en la salud pulmonar, como bien se sabe que pasa con el tabaco. En la técnica de vaporización, la temperatura que se alcanza es más baja y no se produce alrededor del 95% de humo que se obtiene con la combustión, evitándose de esta manera productos como el alquitrán y otras toxinas. Además, se ha estudiado que, al cambiar los otros métodos por el vaporizador, los pulmones pueden recuperarse del daño causado con anterioridad. 

2. Efecto rápido. Con la inhalación, los cannabinoides llegan a los alveolos pulmonares en forma de vapor, sin humo, y directamente pasan al torrente sanguíneo. El efecto medicinal, por lo tanto, con este método, es rápido y directo. 

3. Menos es más. La concentración de sustancias activas, los cannabinoides, es más eficiente con la vaporización que con la combustión o en el uso para preparar alimentos o bebidas, por lo que, con menos producto obtienes más resultado. Se ha calculado que el gasto puede llegar a ser unas cuatro veces menor. Esto puede llegar a compensar el precio inicial del aparato, que suele ser más caro que otros dispositivos, llegándose a amortizar con el uso continuado.

4. Menos efectos secundarios. El hecho de necesitar menos dosis de cannabis y no producirse tanto humo, acaba teniendo incidencia en los efectos secundarios, como sensación de opresión y pesadez de cabeza, y los pacientes relatan una disminución de estos utilizando esta técnica. Resulta muy recomendable en pacientes que tienen náuseas o falta de apetito.

5. No importa la capacidad pulmonar. En personas mayores o enfermos la capacidad pulmonar suele ser inferior a la de un adulto. En estos casos la vaporización es el método ideal al no requerir inhalaciones profundas, sino que se puede hacer en respiraciones cortas y débiles. Los vaporizadores también se utilizan en estos casos para tratar enfermedades respiratorias con inhaladores, para que el fármaco llegue a la vía pulmonar con más eficiencia.

Ya no hay excusa

Con todas estas ventajas ya no hay excusa para descartar el tratamiento con cannabis para tratar enfermedades. Los vaporizadores son un método útil, fácil y seguro para consumir marihuana. Existen distintos modelos que puedes consular en nuestra web. Y, por supuesto, si necesitas más información o ayuda no dudes en contactar con nosotros, que estaremos encantados de ayudarte a elegir el más adecuado para ti. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR