¿Cómo será el futuro del dinero?

El dinero del futuro, de acuerdo con numerosos especialistas en el tema, estará ligado al ambiente tecnológico, ofreciendo una serie de ventajas a nivel colectivo y protegiendo a su vez los intereses individuales de quienes lo disponen. Cada vez es más necesario el uso de monedas que funcionen más eficientemente, que ocupen menos espacio y que otorguen la seguridad al poseedor de las mismas.

Estas monedas del futuro son la fusión del dinero electrónico con la criptografía: será el dinero usado para realizar compras en los próximos años. Este tipo de dinero tiene muchas ventajas de las que te hablamos más adelante y que prometen establecer una sociedad mucho más justa y protegida.

El dinero del futuro: la criptomoneda

El término de criptomoneda suena cada vez con más fuerza en el día a día y está ganando más terreno en el futuro más cercano. Expertos en la materia ya la visualizan como el dinero del futuro, con una serie de ventajas que la posicionan en el foco de mira de muchos.

Hoy en día existen numerosas monedas que están entrando en este sistema como bitcoins y Ripple. Su seguridad es lo que le está dando el impulso suficiente para entrar con fuerza en el futuro, ya que solo podrían ser destruidas por una gran capacidad tecnológica.

Ventajas del dinero virtual

1. Su funcionamiento es muy sencillo, basado en dominios con claves donde se pueden crear correos que transfieran este tipo de dinero.

2. Este sistema asegura la integridad y el equilibrio contable, además de ser muy seguro y fiable.

3. Es una moneda divisible que se puede usar con hasta 8 decimales en estos momentos, pero que en un futuro se puede ampliar a más decimales.

4. No se puede crear deuda con él, ya que no interviene un banco central en el mismo.

5. Las transacciones se llevan en tiempo real. En menos de una hora estará efectuada la transacción.

6. Es un sistema global que no pertenece a ningún Estado y puede ser usado por todo el mundo saltando las barreras políticas y geográficas.

7. Es imposible su falsificación. No se puede crear bitcoins falsas ni hacer doble gasto sin ser detectado por la red.

8. No está regulado ni controlado el destino del bitcoin. Solo hay unas reglas que fueron fijadas por su creador, Satoshi Nakamoto.

9. Existe en el anonimato. No se revela la identidad del quien usa el bitcoin y esto es sumamente interesante para varios países con regímenes totalitarios.

10. Resulta barato al tener menos costes de transacción y en comparación con las tarjetas de crédito, transferencias o PayPal.

11. Es seguro. Tiene un respaldo criptográfico que protege a este dinero de cualquier falsificación. La tecnología que tiene es mucho más segura que la que tienen las entidades financieras.

12. Existe transparencia: cualquier transacción va a quedar registrada.

13. Dada su facilidad para dividirse, se pueden hacer micropagos.

Como puedes observar, las criptomonedas tienen un futuro muy cercano para instalarse en nuestras vidas. Conocerlas y entender su sistema puede ser muy útil para poder operar con ellas como el dinero del futuro.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies