¿Cómo evitar daños a la salud ante la rotura o deterioro de elementos de fibrocemento y amianto?

Con el paso de los años, hemos ido avanzando y mejorando en todo tipo de sectores y si hablamos de la construcción, podríamos decir que es el que mayores saltos hacia delante ha dado, aunque a veces obligado y es que la detención como cancerígeno de materiales como el amianto, les ha hecho tener que innovar con otros materiales por la fuerza.

fibrocemento

Sobre el fibrocemento, aunque su uso estaba demasiado extendido para todo tipo de productos, las cifras nos dicen que su mayor utilización venía de la mano de la creación de tuberías, tanto para el alcantarillado de nuestras calles como los desagües de las casas o edificios.

Debido a los problemas de salubridad que pudieran llegar a ocasionar tanto una rotura de una tubería de fibrocemento como por ejemplo un techo de amianto, te dejamos con algunos consejos básicos para que los puedas tener en cuenta, seguro que te son de ayuda para saber cómo estar prevenido.

Evitar roturas de fibrocemento, pasos a seguir 

Inspecciones periódicas

Solemos darnos cuenta demasiado tarde por lo general del mal estado de una tubería debido a su rotura y por consiguiente, dejarnos daños como inundaciones que pueden estropear suelo o electrodomésticos.

Para poder asegurarte que no te romperán, es primordial que de forma ocasional revises en los diferentes accesos que tu vivienda proporcione, las tuberías de fibrocemento que has de golpear como si llamaras a una puerta. Si la misma se cae a cachos o le ves pequeñas roturas, debería ser sustituida inmediatamente teniendo que acudir a una empresa profesional. Más vale prevenir y pagar al descubrir irregularidades en el fibrocemento, que lamentarse por partida doble al tener que hacerse cargo del arreglo más los daños a terceros ocasionados una vez la tubería rota. La empresa de reformas integrales nos cuenta cómo evitar posibles daños a nuestra salud frente a la rotura de elementos como el fibrocemento o el amianto. Presta atención y toma nota.

No reparar ni sustituir 

Aunque en la mayoría de los casos debido a que el presupuesto se dispara tan solo por cambiar por completo la instalación, la realidad es que dado que existen en el mercado materiales mucho mejores y resistentes que el anticuado fibrocemento, quizá llegó el momento de hacerlo.

Repararlo, parchearlo o sustituirlo parcialmente, solo te traerá problemas futuros, ya que estarás estirando el tiempo de vida útil de un material que ya te ha demostrado que no aguanta.

Contar con profesionales 

Por mucho que te podamos asesorar nosotros o la empresa en que confíes, busca siempre una segunda opinión y es que dependiendo de la experiencia de la pyme contratada, podemos comparar entre los servicios y costes que nos ofrecen y escoger el presupuesto que más se adapte a nuestras posibilidades.

Contar con profesionales y no con el manitas de barrio que cobra muy poco te asegurará una obra pactada por contrato en la que de no cumplirse o generar daños a terceros, podrá librarte de un gran desembolso económico. Y es que ya sabes, que lo barato a lo largo sale caro.

Diferentes puntos sobre cómo evitar roturas de fibrocemento y amianto que te permitirá poder dormir tranquilo o tranquila sin sobresaltos por roturas que inunden tu casa o peor aún, las de tus vecinos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies