Cómo controlar y tratar el insomnio

Todos hemos padecido episodios de insomnio alguna vez en nuestra vida. La mayoría de las veces es producido por la incapacidad de relajarnos o por el ruido del pensamiento en ciclo, de rumiar algún problema que no nos deja conciliar el sueño por estrés físico y mental. O por la búsqueda de una solución a eso que tenemos en la cabeza.

Aunque la mutación de un gen podría ser otra de las respuestas a este cuadro, que cada día se repite con más frecuencia. El culpable se llama DEC2, un gen que regula los ciclos de sueño y que puede estar modificado en estas personas que sufren el problema de ser incapaces de dormir.

También se señala a las nuevas tecnologías como son los smartphone, la televisión o navegar por Internet antes de dormir o a horas intempestivas. La actividad cerebral contribuye a cambiar los ritmos circadianos, algo que están sufriendo sobre todo los adolescentes que tienen un cierto enganche a los móviles y a estar conectados a la red.

Recomendaciones para acabar con el insomnio

Aunque hay que recopilar más información sobre el insomnio, y cuál es el motivo principal que desencadena este problema, podemos dar una serie de consejos o pautas que puede que te ayuden con este problema:

-Evita excitantes como el café o el . Las bebidas energéticas contienen los mismos ingredientes como la taurina o la cafeína, que deberán eliminarse de la dieta.

-No veas la televisión, ni estés con dispositivos como teléfonos móviles o tablets, que puedan sobreestimularte. Por lo contrario, coge un libro.

-Se disciplinado con las horas e intenta tener unos hábitos saludables. Como cenar a la misma hora, lavarte los dientes y ponerte el pijama; puede ser un ritual que te ayude a prepararte inconscientemente para dormir.

-Haz ejercicios de respiración o mindfulness.

-Ten la habitación totalmente a oscuras y, si es necesario, ponte tapones en los oídos si hay mucho ruido en la habitación donde duermes.

Otras alternativas naturales

Una opción extra, que puede ser compatible con los demás puntos, son las infusiones. Las hierbas tienen efectos sedantes que podrían ayudarnos a dormir mejor. Algunas de ellas, que podrás encontrar fácilmente en una herboristería o en el mercado cerca de casa, son:

-Pasiflora

-Valeriana

-Hierba Luisa

-Amapola

-Tila

Tómalo después del postre, en una taza grande, e intenta estar relajado mientras la tomas. En silencio y con la casa en calma. Disfruta de ese momento. Estas bebidas suelen ser estupendas para el nerviosismo, dolencias musculares y por supuesto para mejorar la calidad del sueño o sedarnos para ello. Si no te gusta con agua, prueba a ponerle leche, cáscara de limón o naranja, un poco de clavo, canela o anís, para que nos agrade al olfato y nos resulte más apetitosas.

Y si nada de esto funciona, la última opción que nos queda es que nos lean un bonito cuento o contar ovejas, que, sino funciona tampoco, al menos es una bonita tradición que no debería perderse y nos ayuda a tener lazos más fuertes con nuestros hijos y seres queridos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies