Cómo alargar la vida de tus electrodomésticos

A nadie le resulta apetecible cambiar sus electrodomésticos con frecuencia, un gasto de este tipo siempre es una sorpresa mal recibida por nuestros bolsillos.

Es más recomendable prevenir que lamentar. Por eso, siguiendo una serie de consejos, puedes alargar la vida de tus electrodomésticos más de 5 años y, siendo cuidadosos y con un poco de suerte, conseguir mantenerlos en perfecto estado incluso más de 10 años.

Consejos para alargar la vida de tus electrodomésticos:

Parece evidente, pero darle un buen uso, aquel para el que han sido diseñados, te permitirá conservarlos durante más tiempo. No forzar la maquinaria ni los tiempos y utilizarlos conforme a las instrucciones del fabricante. Revisar el manual de instrucciones es importante, antes de ponerlos en marcha, para conocer su funcionamiento correcto. Normalmente, nos ponemos a usarlos sin haber visto las indicaciones específicas del fabricante, cometiendo errores que pueden disminuir la vida de nuestros aparatos.

Algunos trucos

Escoger los productos adecuados para su limpieza y mantenerlos limpios siempre, también es necesario para una vida larga de tus electrodomésticos. Limpiarlos con paños húmedos y suaves, utilizando productos que no resulten corrosivos y que puedan deteriorarlos. Algunos productos no son idóneos para determinadas superficies, pueden dañarlas, otros son demasiado agresivos y pueden hacer que se estropeen las protecciones que tienen habilitadas, restándole años de vida. Cada tipo de electrodoméstico tiene unas indicaciones específicas para su mantenimiento y limpieza, así como productos especializados en el mercado, que evitarán su deterioro antes de tiempo. Es importante, leer todas las instrucciones antes de su utilización, también en los productos de limpieza: su composición, tiempos de utilización y materiales sobre los que se pueden aplicar. Todo ello con el fin de no llevarnos algún disgusto inesperado.

Escoger los repuestos para electrodomésticos en TecnicasHogar. Contar con las revisiones anuales por profesionales y técnicos, así como proceder a la reparación de las piezas con los repuestos adecuados para tu electrodoméstico, te permitirá alargar su vida por más tiempo. Escoger la ayuda de un profesional te permite la utilización de piezas específicamente adaptadas, que permiten la reposición al estado original fácilmente, sin necesidad de cambiar el electrodoméstico.

Escoger la ubicación correcta para cada uno de ellos. Así, mantener la nevera lejos de las fuentes de calor y limpiarle las juntas con frecuencia. Mantener la vitrocerámica protegida de roturas en su cristal, con un elemento protector. Ubicar el horno y microondas con las salidas de ventilación espaciadas, usando los recipientes creados para cada uno de estos electrodomésticos. Utilizar la lavadora en programas que no superen los treinta grados, revisar los bolsillos de las prendas para evitar que puedan ir en nuestra colada, elementos como monedas que pueden dañarlos, así como revisar y limpiar los filtros. Limpiar con frecuencia la campana extractora con los productos adecuados para evitar la concentración de grasa. Revisar el lavavajillas y sus filtros, en los que suelen depositarse restos de comida.

Mantenerlos desenchufados mientras no se utilizan, para evitar los posibles picos de tensión que puedan dañarlos, por una subida repentina de la corriente o un fallo en la red eléctrica.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de tus electrodomésticos durante mucho más tiempo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR