¿Cómo evitar daños a la salud ante la rotura o deterioro de elementos de fibrocemento y amianto?

Con el paso de los años, hemos ido avanzando y mejorando en todo tipo de sectores y si hablamos de la construcción, podríamos decir que es el que mayores saltos hacia delante ha dado, aunque a veces obligado y es que la detención como cancerígeno de materiales como el amianto, les ha hecho tener que innovar con otros materiales por la fuerza.

fibrocemento

Sobre el fibrocemento, aunque su uso estaba demasiado extendido para todo tipo de productos, las cifras nos dicen que su mayor utilización venía de la mano de la creación de tuberías, tanto para el alcantarillado de nuestras calles como los desagües de las casas o edificios.

Debido a los problemas de salubridad que pudieran llegar a ocasionar tanto una rotura de una tubería de fibrocemento como por ejemplo un techo de amianto, te dejamos con algunos consejos básicos para que los puedas tener en cuenta, seguro que te son de ayuda para saber cómo estar prevenido.

Evitar roturas de fibrocemento, pasos a seguir 

Inspecciones periódicas

Solemos darnos cuenta demasiado tarde por lo general del mal estado de una tubería debido a su rotura y por consiguiente, dejarnos daños como inundaciones que pueden estropear suelo o electrodomésticos.

Para poder asegurarte que no te romperán, es primordial que de forma ocasional revises en los diferentes accesos que tu vivienda proporcione, las tuberías de fibrocemento que has de golpear como si llamaras a una puerta. Si la misma se cae a cachos o le ves pequeñas roturas, debería ser sustituida inmediatamente teniendo que acudir a una empresa profesional. Más vale prevenir y pagar al descubrir irregularidades en el fibrocemento, que lamentarse por partida doble al tener que hacerse cargo del arreglo más los daños a terceros ocasionados una vez la tubería rota. La empresa de reformas integrales nos cuenta cómo evitar posibles daños a nuestra salud frente a la rotura de elementos como el fibrocemento o el amianto. Presta atención y toma nota.

No reparar ni sustituir 

Aunque en la mayoría de los casos debido a que el presupuesto se dispara tan solo por cambiar por completo la instalación, la realidad es que dado que existen en el mercado materiales mucho mejores y resistentes que el anticuado fibrocemento, quizá llegó el momento de hacerlo.

Repararlo, parchearlo o sustituirlo parcialmente, solo te traerá problemas futuros, ya que estarás estirando el tiempo de vida útil de un material que ya te ha demostrado que no aguanta.

Contar con profesionales 

Por mucho que te podamos asesorar nosotros o la empresa en que confíes, busca siempre una segunda opinión y es que dependiendo de la experiencia de la pyme contratada, podemos comparar entre los servicios y costes que nos ofrecen y escoger el presupuesto que más se adapte a nuestras posibilidades.

Contar con profesionales y no con el manitas de barrio que cobra muy poco te asegurará una obra pactada por contrato en la que de no cumplirse o generar daños a terceros, podrá librarte de un gran desembolso económico. Y es que ya sabes, que lo barato a lo largo sale caro.

Diferentes puntos sobre cómo evitar roturas de fibrocemento y amianto que te permitirá poder dormir tranquilo o tranquila sin sobresaltos por roturas que inunden tu casa o peor aún, las de tus vecinos.

Trípticos informativos, un gran aliado para información de tratamientos médicos

¿De qué sirve un tríptico en el sector sanitario? Es posible que nuestra primera respuesta sea “para nada”, más que nada porque estamos acostumbrados a ver este recurso publicitario a la hora de vender ciertos productos o comercializar algunos servicios determinados.

Sin embargo, si lo pensamos de una forma más detenida, nos daremos cuenta de que imprimir trípticos en el ámbito de la Sanidad es algo que está a la orden del día.

tripticos informativos

Información sobre prácticas de actuación

Si hay algo que no haya quedado demasiado claro para el paciente (como un sistema de organizar a los mismos dependiendo del grado de urgencia que puedan presentar), se puede entregar un tríptico con la información que necesitan. Lo más normal es que se coloquen carteles, pero estos no siempre nos llaman demasiado la atención. Con un tríptico en las manos, podremos estar seguros de que el paciente entiende el mensaje y se va con él para su casa.

Protocolo de actuación para evitar contagios y enfermedades

Si nos encontramos en una situación sanitaria algo complicada (como en los pasados años cuando nos tuvimos que enfrentar a la enfermedad del Ébola), entonces será necesario extremar las precauciones, pudiendo reducir el riesgo de contagio con tan solo colaborar todos un poco. En un tríptico se pueden establecer algunos protocolos de seguridad cómo lavarnos las manos con un producto con alcohol, no tocarnos la cara (para evitar enfermedades como la gripe), o cualquier información que sea importante.

Calendario de vacunación

Existe un determinado calendario de vacunación que responderá la edad que el niño o adolescente tenga en ese momento, así como para poder protegernos contra nuevas enfermedades emergentes. Todo esto se debería de consultar en la propia cartilla de nuestros hijos, pero no siempre nos acordamos de hacerlo. Por esta razón, también se puede refrescar esta información a través de los flyers.

Cursos y diferentes recursos

En definitiva, un tríptico se puede utilizar para muchas más cosas de lo que nos pensamos. Podemos ofertar algunos tratamientos como de apoyo psicosocial o de rehabilitación o terapias relacionadas con diferentes problemas que el paciente pueda llegar a experimentar.

Puede parecer algo secundario a lo que no siempre le damos la atención que se merece pero es importante que tengamos en cuenta de que este apoyo puede ser crucial para salvar la vida a una persona.

Consejos médicos y tratamientos

En definitiva, en un flyer podemos añadir prácticamente cualquier tipo de información que se nos pueda ocurrir, desde consejos médicos para actuar en diferentes situaciones así como realizar un determinado tratamiento.

¿Por qué son tan importantes los flyers en el entorno médico?

Todo se puede resumir en una frase: porque consiguen llamar la atención.

Los consejos médicos nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida así como a minimizar el riesgo de contagio. Sin embargo, si no nos llega la información, no habrá nada que podamos hacer.

Así que, ahora cuando nos den un flyer en un centro médico, seguro que vemos la información con otros ojos.

3 Blusas perfectas para salir de fiesta

No todas las mujeres tenemos el mismo cuerpo, ni toda la ropa nos va a quedar de la misma manera. Existe un estilo pensado para cada tipo de silueta que se tenga. Eso sí, ante todo debe primar el hecho de que nos sintamos cómodas con nosotras mismas; si vamos a llevar algo solamente porque nos quede bien, pero que nos roce o nos irrite, seguramente nos acabará pasando factura.

La blusa es un tipo de prenda que puede casar a la perfección con nuestro vestuario… pero al igual que cualquier otra prenda, tendremos que elegir la que más se adapte a nosotras.

¿Cómo elegir la blusa perfecta dependiendo del cuerpo que tengamos? 

Cuerpo forma “Pera” 

Si tenemos los hombros angostos y las caderas anchas, la mejor blusa que podemos elegir son aquellas que tienen mangas llamativas y con volumen. El objetivo de estas blusas es ensanchar de forma visual la parte superior de nuestro torso.

También son adecuadas las blusas de tirantes delgadas que hacen que la parte superior de las mismas luzca mucho más ancha porque deja al aire mucha piel; además, también nos sirve para poder marcar más escote.

Espalda y hombros anchos 

El objetivo de la blusa que vamos a llevar es evitar que estos puedan llegar a sobresalir. En este caso, la blusa perfecta va a ser aquella que no tenga mangas y que disponga de tirantes anchos.

Existen unas blusas que tienen una sobrefalda a nivel de la cadera; te ayudará a equilibrar el ancho de los hombros y será un elemento que servirá para distraer la atención de cualquier persona sobre esta parte exacta.

Torso con busto pequeño o grande 

Si tenemos un busto pequeño entonces usaremos tirantes delgados y otros elementos como pueden ser volados, estampados llamativos o cuello alto para poder realzar nuestro aspecto. El corsé también puede ayudarnos a conseguir más énfasis en esa zona.

-Si tenemos un busto grande; la idea es utilizar blusas que nos dejen un poco de piel al descubierto y que esterilicen la zona del cuello. Pueden ser escotes en forma de V o con líneas cruzadas.

Descubre nuestras especiales propuestas en blusas que te encantarán 

A continuación, te proponemos 3 blusas para salir de fiesta que seguro que no te dejan indiferente:

1)    Blusa de gasa con lazo en la espalda: Una blusa que ha sido pensada para ayudarte a conseguir un look muy casual; perfecta para poder combinarla con jeans, así como con un calzado plano.

2)    Blusa de manga flamenca: Otra opción muy moderna que trabaja en sintonía con los últimos criterios estéticos del mercado. Sensación de amplitud en la zona de las mangas, pero ajustada a la cintura de la mujer para potenciar todas sus curvas.

3)    Blusa de piqué con espalda en V y lazo:  Y terminamos con esta colorida blusa que la podemos comprar en diferentes colores. Fabricada con materiales de muy alta calidad, será lo que has estado buscando para la nueva temporada.

Con estas 3 blusas estarás perfecta para cualquier ocasión.

¿Es posible tener fimosis en edad adulta?

Llamamos fimosis al desarreglo funcional que presenta el prepucio dificultando o impidiendo que se retraiga de manera natural para presentar el glande al completo; bien durante una erección, bien en flacidez. Habitualmente el problema radica en una apretura o estrechez del anillo fibroso que rodea al prepucio que dificulta su deslizamiento en estado de flacidez y lo hace imposible o muy dificultoso y doloroso en plena erección. Esta enfermedad, más habitual en la infancia, es también común en la edad adulta llegando a alcanzar al 2 % de la población masculina. En ambos casos, la solución pasa, en muchas ocasiones, por realizar una pequeña operación de fimosis.

Categorías de fimosis

Por la capacidad de retracción

Fimosis relativa: cuando el prepucio se retrae en parte pero no completamente.

Fimosis completa: cuando no hay retracción ni siquiera en estado de flacidez.

Por la estenosis o estrechez del prepucio

Fimosis puntiforme: cuando el orificio es diminuto aunque tenga una apariencia normal.

Fimosis cicatricial: cuando la piel del orificio prepucial está endurecida o inflamada.

Fimosis anular: aquellas no incluidas en las dos anteriores y en las que se dan dificultades o fracasos en la retracción.

Por el origen

Fimosis congénita: se manifiesta en los recién nacidos siendo considerada normal hasta la pubertad. El bebé nace con el prepucio adherido al glande ocultándolo. La separación se produce poco a poco por las erecciones así como por la descamación. En operaciones de higiene del niño no se debe forzar el retraimiento.

Fimosis adquirida: se presenta tras una infección o una inflamación tanto del prepucio como del glande siendo más habitual en pacientes diabéticos.

Parafimosis

Este s un agravamiento de la fimosis consistente en la estrangulación del glande por el anillo fibroso que requiere una operación de fimosis, habitualmente de urgencia.

Síntomas en adultos

El síntoma más recurrente es la incapacidad para la retracción principalmente durante la erección del miembro. Produce dolores durante las relaciones sexuales o las impide. En estados agudos dificulta la micción aumentando el riesgo de infecciones y produciendo retenciones agudas de orina. En algunos casos puede llegar a causar cáncer de pene.

Operación de fimosis en adultos

Frenuloplastia: o liberación de frenillo es una intervención quirúrgica que consiste en la supresión del frenillo. Otras veces los especialistas practican una incisión en el frenillo para después, mediante estiramientos, corregir el tamaño del mismo para permitir su funcionalidad natural. Esta técnica permite conservar el prepucio.

Prepucioplastia: consiste en la realización de una incisión lateral del prepucio. Tras la operación el prepucio permanece y el pene mantiene su aspecto inicial.

Circuncisión: sería la amputación total o parcial del prepucio.

Son intervenciones ambulatorias, realizadas con anestesia local donde la recuperación del paciente es rápida y no excesivamente incómoda. Se tendrá mucho cuidado de no realizar esfuerzos o levantar pesos y se procederá a la limpieza y cuidado de la zona siguiendo siempre al pie de la letra las indicaciones de los médicos y del personal de enfermería.

Eso sí, las relaciones sexuales deberán esperar un poquito más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies